Desperdicio de una campaña #abriendolaconversacion

La campaña de Grupo Radio Fórmula @Radio_Formula #abriendolaconversacion es excelente. Logró a partir de imágenes que generan debate y polémica llamar la atención. Vincula a Grupo Radio Fórmula como un espacio en donde se da el debate, se habla de todo sin importar qué tan espinoso sea, en donde hay libertad de expresión.

Hasta ahorita la campaña ha tenido dos etapas. En la primera, no estuvo vinculada a Grupo Radio Fórmula. Hizo bastante ruido, como dicen en el argot de comunicaciones; especialmente los espectaculares de hombres besándose. Abriendo-La-Conversación-415x240Me tocó escuchar a varias mamás preocupadas sobre qué decirles a sus hijos si preguntaban de la imagen. En menos de una semana se supo que la campaña era de Radio Fórmula y desde mi punto de vista una vez que se ligó con la marca debería haber iniciado el uso exhaustivo del hashtag en su programación. Sin embargo, dejaron pasar varias semanas hasta que lo empezaron a usar los conductores de los programas de radio en sus propios twitters personales y del programa. Lo que demuestra que muchas veces las redes van más rápido que lo planeado. Pero siento que este tiempo se desperdició. Recuerdo escuchar a Javier Poza en su programa hablar del uso de tatuajes y pedir la opinión del público en redes sin vincularlo al hashtag #abriendolaconversacion y pensar en el desperdicio de la campaña.

Ahora que ya ha pasado más de un mes de que se lanzó la campaña, me sorprende nuevamente el desperdicio de espacio que podría estar ganando la radiodifusora. Me encontré ayer por Facebook que Carmen Aristegui está utilizando una foto de uno de los espectaculares de la campaña para abrir el debate en sus redes. Esa afluencia y exposición debería ser para Radio Fórmula que no solo pagó por esta campaña, sino que arriesgó y merece recibir las ganancias de la misma.

Pero ese no es el único espacio de desperdicio. Resulta que hay una página en internet http://abriendolaconversacion.com/ en donde se concentran algunos de los twits con imágenes que usan el hashtag #abriendolaconversacion, nuevamente sin vincularse a Radio Fórmula. Una vez más, se perdió la oportunidad de generar afluencia, contenidos, presencia de marca; porque a nadie se le ocurrió comprar los dominios del hashtag y vincularlos con Radio Fórmula.

Lo que se aprende de la experiencia ajena es que las campañas ya no pueden ser como antes en donde un publicista hace un producto, lo entrega y tan tan; hoy en día el dinamismo de la comunicación exige flexibilidad y seguimiento, especialmente en campañas que tienen una parte social. Sí si es muy buena y muy exitosa la campaña #abriendolaconversacion pero pudo ser más y más beneficiosa para el cliente.