“Mamá, te juro que yo no fui”

Mama yo no fui

“Mamá, te juro que yo no fui” es algo que constantemente escuchamos por parte de los hijos y que no necesariamente creemos inmediatamente. Tenemos que indagar con varios de los testigos y hacer varias preguntas para poder emitir un juicio de si tuvieron o no la culpa y luego decidir si vamos o no a regañar a nuestros hijos.

Las distintas versiones de los hechos y los detalles que se cuentan o que se omiten de una historia son lo que generan percepciones. En comunicación política crear las percepciones que convienen a tu estrategia es clave. Lo vemos constantemente en todos los niveles y la crisis en Siria y el escenario mundial está siendo testigo nuevamente de esta pelea por generar percepciones a modo. Si seguimos los encabezados sobre los ataques a Siria de los medios rusos (RT) y de los estadounidenses (CNN) veremos claramente la intención de crear percepciones distintas sobre un mismo hecho.

Por un lado, tenemos la historia estadounidense; en donde el ataque a Siria es una respuesta en contra de los ataques químicos; es un acto humanitario que busca poner un alto a la impunidad de Bashar al-Assad. Los medios estadounidenses vuelven nota todos aquellos que están a favor y en contra de los ataques. En los que están a favor muestran congresistas, secretarios de estado, países aliados como Inglaterra, Alemania y Francia; y, hasta refugiados sirios. En los que están en contra muestran, por supuesto, a Siria, Rusia, Iraq y China. Las notas detallan la excelente estrategia militar y el poderío armamentista y táctico de los Estados Unidos. Esto claramente busca avalar sus acciones y crear una percepción favorable en torno a sus acciones.

Por otro lado, están los medios rusos que muestran el ataque a Siria como un ataque en contra de quienes están peleando contra el terrorismo. Las reacciones que resaltan son aquellas que señalan los ataques como un crimen de guerra que violó tratados internacionales. Muestran a Estados Unidos cometiendo los mismos errores que en la guerra en Irak; volviéndose juez y parte sobre supuestos actos violatorios sin el aval internacional de una investigación previa. Las notas señalan que en el ataque murieron mujeres y niños. Y resaltan como el mundo occidental festeja con júbilo el ataque. Evidentemente, se busca que quien lea estas notas desapruebe el ataque a Siria por parte de los Estados Unidos.

Lo que esto ejemplifica a gran escala es una estrategia de comunicación política eficiente debe buscar que la versión deseada de la historia sea contada en el tono que garantice generar una percepción favorable a dicha versión. Gran parte de la labor de los directores de comunicación social está enfocada a que los medios cuenten historias favorables y a generar percepciones positivas alrededor de los hechos de funcionarios o políticos. Hoy en día, en la batalla de crear percepciones en los medios, las Fake News están jugando un papel importante. Por eso, vale la pena informarnos a través de distintos medios para crear conclusiones propias y no quedarnos con una sola versión; de la misma manera que averiguamos un poco más antes de decidir si nuestros hijos tuvieron o no la culpa.