¿Novatada, equivocación o cinismo?

Novatada o equivocacion

El pasado 16 de septiembre, la cuenta institucional del Senado de la República publicó en Twitter lo siguiente: “A 208 años de la Independencia de México el @senadomexicano adquiere plena legitimidad rumbo a la #CuartaTransformación de la República. Vamos a lograr el resurgimiento de la grandeza de nuestra patria.”

Este mensaje se vuelve polémico en varios sentidos. Primero señala que el senado adquiere plena legitimidad; o sea ¿antes no la tenía? Después toca el tema de la cuarta transformación, el cual puede ser el proyecto del futuro presidente y los partidos que lo llevaron al poder; pero, al ser el Senado un órgano plural y parte del contrapeso de poderes su comunicación no debería asumir el proyecto presidencial como propio. Finalmente, dice que el senado va a lograr el resurgimiento de la grandeza de nuestra patria; lo cual suena muy parecido al “Make America Great Again” solo que tropicalizado. Y, de nuevo no sé qué tanto esta sea la línea institucional.

Por lo anterior, Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva del Senado tuvo que salir a dar una disculpa. “Este tuit ha causado molestia. Y con justa razón. No es institucional. No fue ordenado por la Mesa Directiva del Senado. Hoy instruiremos al área de Comunicación Social a realizar una labor institucional en la comunicación oficial del Senado.”

Inicialmente, yo pensé que esto era parte de la curva de aprendizaje de los nuevos integrantes del Senado. Estos deslices pueden pasar cuando transitas de la comunicación de campaña a la comunicación institucional. Sin embargo, al explorar el portal  http://comunicación.senado.gob.mx me dio la impresión de que las notas publicadas son parciales.

Notas como “Ricardo Monreal recorre diversas áreas del Senado” o “Propone Martí Batres derogar vinculación de la evaluación docente con la permanencia en el empleo de profesores”. Entiendo que ambos tienen titularidades visibles en el Senado como lo son la Presidencia de la Junta de Coordinación Política y la Presidencia de la Mesa Directiva. Pero, la comunicación de una institución no debe estar centrada en actores; sino en la trascendencia de las acciones de dichos actores para la institución.

La comunicación institucional existe para comunicar a todos los mexicanos cómo están siendo representados ante los demás poderes. Los mensajes particulares que pueda emitir deben ser para todos los mexicanos y deben evocar principios con los que todos coincidimos. La difusión de las distintas actividades que se llevan a cabo en el Senado debería informar y ser relevantes, transparentes y útiles. De lo contrario, habría quienes podrían argumentar que está al servicio de los intereses de algunos.

Se agradece que estas pequeñas cosas no pasen de largo, que como sociedad estemos pendientes de no perder la imparcialidad de las instituciones a pesar de las mayorías con las que gobernará Morena y también se valora que quienes son parte de la mayoría reconozcan los errores y actúen de manera institucional. La primera les damos chance por novatada, la segunda puede existir como equivocación; pero, si llega la tercera ya sería cinismo.