Prensa youtuber vs. mainstream

Youtubers unidos

No sé si ustedes se enteraron, pero la semana pasada varios youtubers que tienen canales de noticias se unieron bajo el hashtag #YoutubersUnidos para solicitar el apoyo de sus seguidores para conseguir que se les autorice entrar a las conferencias mañaneras del presidente López Obrador.

Inicialmente, parece que no se les había autorizado el acceso bajo el pretexto de insuficiencia de cupo; así que los autorizaron parcialmente entrando uno a la vez; o sea, se tienen que poner de acuerdo entre varios canales para ir uno cada día. Los #YoutubersUnidos señalan que les parece una injusticia que no les autoricen entrar a las mañaneras de manera individual ya que distintos canales de un mismo conglomerado mandan representantes por canal, no por conglomerado. Agregan que tanto su antigüedad, como sus seguidores y repeticiones de videos les dan un peso suficiente para ser tomados en cuenta.

Los canales que agrupan #YoutubersUnidos son simpatizantes de AMLO y fueron muy importantes durante la campaña y son considerados parte de las “benditas redes sociales”. Es cierto que la confianza en los comunicadores y medios tradicionales ha ido en descenso y que, cada vez más, aumenta el número de personas que se informan a través de canales de Youtube. La libertad sobre dónde o con quién informarse ha puesto en riesgo a los medios tradicionales; y por eso es interesante considerar qué trato deben recibir los canales de noticias de Youtube en el cuarto de prensa del presidente y por parte de Comunicación Social de Presidencia.

Los antecedentes que existen al respecto son los reporteros independientes, y, como siempre ocurre, su acceso a la sala de prensa de presidencia y otras oficinas de gobierno depende de cómo se mueven, a quién conocen, o quién los recomienda. En pocos casos el trato y el trabajo de acreditaciones de las áreas de comunicación lleva un riguroso control con reglas claras preestablecidas. Lo que comúnmente se hace es confirmar con el medio al que dicen representar si realmente esa persona es su corresponsal, eso es todo.

Entonces, ¿quién puede cubrir las conferencias mañaneras? ¿quién es considerado un reportero en estos días? ¿quién es legítimo? ¿cómo se manejan en otros países?

En la Casa Blanca, por ejemplo, hay una restricción sólo para medios que residen en Washington bajo la excusa de que no hay espacio también. Otro requisito es que los reporteros, bloggeros, o youtubers demuestren que más del 50% de sus ingresos vienen de ejercer la profesión de reportero. También se toma en cuenta la frecuencia de publicación, si el medio cuenta con financiamiento, y si es independiente. Una manera de resolver este tema es emitiendo un número limitado de pases diarios que se tramitan un día antes a los primeros que los solicitan.

El nuevo panorama de medios hace sentir a quien comunica incómodo por tomar la decisión sobre quién es reportero y quién no. Creo que las descalificaciones entre chayoteros, medios chairos y demás sólo sirven para darse publicidad unos a otros. Siempre ha costado trabajo ajustarse a nuevos medios, pero definitivamente los nuevos canales de Youtube y los nuevos bloggeros tienen un peso y su presencia o no en la sala de prensa es un tema que vale la pena reflexionar.